viernes, 16 de mayo de 2008

Compleja realidad


Puedo ver las estrellas a dos palmos bajo tierra,
Aunque me tapen los ojos,
La mente vuela libre.
Me agarran vehementes por los brazos,
Y a pesar de todo
Prosigo con mi vuelo,
Todavía no se han enterado
Que mis alas no se pueden cercenar,
Porque están hechas de ideas,
De sus ojos y mis esperanzas.
Puedo derrumbarme tras una pesadilla,
Mas recorrerán mis venas los acordes de sus lágrimas abrigando mi piel.
Al segundo día resucitaré d
e entre los muertos,
Y levantaré barricadas
Contra el tiempo y sus despropósitos.
Camino sobre el viento
Y de cara al devenir.
No soy esclavo de nadie,
Ni de amos ni salarios,
Ni de las dietas milagro,
Ni de la madre que los parió.
Soy vidente de las esencias,
Pero ciego para los negocios de la realidad.
Vuelo fácilmente entre las nubes,
empero de caminar torpe en la rutina;
Reviento dogmas con lengua viperina.
Comienzo a entender a quines intentan sojuzgarme el bozal.
Mis esperanzas son sus días contados.
Si reviento, ellos ganan.
Si un día me descubren con corbata,

Que me ahorquen con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario