martes, 17 de febrero de 2009


Te coges al cielo
cabalgas en la nada
y caes.
Siempre te arañas
con la realidad
y caes.
Subes con alcohol
y lames el corazón
para ver si palpita
entre ella y tú.
Pero caes
y levantas otro día
para alcanzar la noche,
y beberte la esperanza
en otro bar
y marcas la frontera
y despides hedor a derrota
hasta que de nuevo caes.
Qué más puedo decirte,
que camines del revés
que hagas el pino
y vueles
hasta sostenerte en el filo de la noche
y caminar
hasta otra puerta
y encontrar su sonrisa
otra vez.
Necesitas escapar de ti mismo
para reencontrarte con tu verdadero sentido
o caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario