lunes, 9 de marzo de 2009

Cuando busco estrellas


En mi habitación,
cada vez que se enciende una luz
pienso que es una estrella
y me la fumo
para expirar nubes
y escaparme junto a ti.
Las mordisqueo
para que me sepa la piel a algodón
y, entre los agujeros,
buscarte
pa`no encontrarte.
Las olas
siempre traen la mar
a tus ojos
y, si me descuido,
me caigo del hilo,
donde habité siendo funambulista
hasta que me encontré tan solo
que preferí la caída
antes que el silencio.
Anduve de puntillas por tus labios
haciéndote cosquillas
en los dedos de tus pies
cuando pisas mi orilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario