domingo, 30 de agosto de 2009

Alas de cartulina


Anduviste al revés, ahora te atas al cielo y regateas como bien puedes los días. Las lágrimas también al revés, y ahogado el corazón, la lengua raspada y un camino trazado a dentelladas. Torciste la línea recta, decapitas a tu alma y, vacío, ¿qué te queda? Retroceder y rendirte antes de que amanezca... Y enhiesto otra vez, a hostias romper la telaraña y trazar, esta vez, con tus delirios, el verdadero camino hacia algo transparente: renacer en otros ojos, reinventar los segundos donde saltar de nuevo al vacío y sentar las bases de tu irremediable locura. Vesánico marcado en la piel, golpeando la nuca para ver si consigues recordad el sueño, donde fumarte la realidad, calada a calada, sorbo a sorbo, recortando cartulinas de colores para componer un juego de alas sobre dos sombras furtivas. Saltar de la vida para sobrevolar tus sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario