viernes, 28 de agosto de 2009

Entre tus piernas

Revientas a destiempo,
aún te quedan dos telediarios
para deshojar tu mejor sonrisa
y revolcarte del revés
escurriendo el sudor de tu piel,
nutriendo flores de papel
que enraizan en la tinta de tu corazón.
Desangras por las muñecas
para jugar a la muerte
y con su memoria deslucida
precipitas el olvido,
rasgándose las monedas falsas del bolsillo
para colar su alma por los agujeros
que trincaron las tijeras
cuando cortabas los hilos
y al caer,
que jodida y difícil
la costumbres de ser libre,
entre tus piernas.

Buscaros las cicatrices haber si os envenenais en la ignorancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario