martes, 29 de junio de 2010

Breve historia de amor con LA MUJER SERPIENTE


La mujer serpiente
Te engulle con laxitud;
Al concluirte,
Se ahoga en un latido
Y acoge forma de corazón.

Recuerdo (vagamente)
Que, en cierta ocasión,
Tuve existencia en sus entrañas.
Por unas noches
Utilizó mi sangre cual veneno
(Nos defendíamos mutuamente)
Hasta que ella me mordió
Y caímos abrazados
Al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario