viernes, 22 de julio de 2011

HORA DE VISITA


En el pabellón siquiátrico
Cierran con llave el corazón.
Pero ella espera paciente la hora de visita.
No la quiebra que él haya enloquecido
Porque le sigue lanzando besos al viento,
Y ella con tijeras los recorta al vuelo
otorgándoles forma de labios.

Aun siempre
Él prende el mechero
Y una lluvia de cenizas la quema,
Cuando acaba la visita
Y le dan un portazo en el corazón.

Entonces solamente quedan sus pasos
Alejándose al compás de luces
Que van extinguiéndose tras su sombra

No hay comentarios:

Publicar un comentario