lunes, 15 de agosto de 2011

CENTRARTE EN LA HERIDA


Una rosa se pudre
en el tatuaje de un corazón
que late
herido por la espina

pasar de los pétalos
para centrarte en la herida,
porque,
al caer la gota de alma
en rojo,
te escuece la boca
y merece la pena
morder los besos
que caen de entre los pétalos
triturados

quedará el perfume
seguro
en la herida de la espina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario