martes, 23 de agosto de 2011

TU CRUZ


Una ingente cruz se alzaba
de entre tus sábanas;
fría como tu rostro
de vela la cera que llorabas

demonios esculpían la loza,
tallaban tus formas
mientras un descarriado te peinaba
con empuñadura de nácar.

fueron alzando la cruz
a jirones de piel.
La prolongación de la oscuridad
se te tragaba por la boca

Alzada
se lanzaron sobre mis entrañas
e, ingrávido,
me condujeron estrujando el corazón
hasta el mármol.
Recolocado en tus sueños
me abrieron los brazos
y me clavaron en tu cruz

y tú
ni siquiera
te percataste
de que te sangraban

estigmas

No hay comentarios:

Publicar un comentario