miércoles, 14 de noviembre de 2012

Hacerse la heroína



si esa joven camarera
se clavara la aguja en vena
para hacerse la heroína
se le picarían las muelas del juicio
la lengua se le haría de arena
los ojos de cristal
y el coño seco en un desierto
de 25 euros el polvo.

hasta enterrarse viva
a 1.69 cm de su estatura

me trae un café.
ella no sonríe. yo no sé sonreír.
ella no quiere hacerse la heroína.
todo está en paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario