jueves, 18 de septiembre de 2014

OJALA VUELVA A CANTAR

dejó que se le apagara la voz en el club de jazz
cuando le prohibieron fumar.

"cuando el Estado se meterá también en mi coño"
solía decir entre dientes
sabía que lo único que la mantenía sana eran los vicios
que cuando comenzara a comer una manzana al día
y a correr por las calles de montmartre
su alma se largaría
la dejaría tan sola y cuerda
que ni ella misma se soportaría
"a mí se me da de puta madre autodestruirme"
nos confesaba
mientras liaba un cigarrillo
y esperaba ensimismada mirando un cesto de manzana
a que se pudrieran

No hay comentarios:

Publicar un comentario